Le Bateleur

Gracias, por no desistir, por tu esperanza y tu fe, por todos tus sufrimientos, por tu exquisita sensibilidad, por tu valentía y generosidad, por tu lealtad y nobleza infinitas, por tu imaginación desmedida. Gracias por tus victorias, y por todas tus derrotas, por tu infinita sed de justicia, por tu corazón indómito y salvaje, por no dejar de creer en ti incluso en la más terrible oscuridad, por volverte a levantar a pesar de los golpes, por no rendirte jamás. Gracias superviviente, mago alquimista, gladiador del amor, creador de realidad, insaciable buscador, sembrador de esperanza, luchador infatigable. Nada te detiene cuando persigues tus sueños maravillosos (Arturo Fuente) ©