Teatro

El teatro, ha estado presente en la vida de Arturo Fuente desde muy temprana edad. Las primeras puestas en escena datan del año ochenta y cuatro. En la escuela, Arturo interpretaba un interesante abanico de personajes que despertaban el asombro y la admiración de sus compañeros. Pronto se incorporó al grupo de teatro de la escuela, a la vez que realizaba pequeñas performances de naturaleza poética y espontánea, que le sirvieron para adentrarse en un campo más experimental y divertido. Después, Arturo ha seguido cursando estudios sobre teatro, teatro de calle, clown y expresión corporal, siempre dentro de un contexto lúdico para el autoconocimiento, y el desarrollo personal.