Cuerpos inertes

Este mundo está lleno de cobardes que dicen que aman, de conformistas que bajaron los brazos y se rindieron, de poetas que vendieron falsas pasiones que nunca vivieron, de parejas mediocres hastiadas de rutina y ahogadas en el tedio de la mentira constante, de fracasados vendidos al compromiso elegante de un anillo para esclavos, de infelices que mueren cada día de tristeza contenida, de cuerpos inertes que cumplen obligados con tradiciones estúpidas, de soledad y abandono, de tristeza disfrazada con ornamentos de lujo, de reuniones y ceremonias, de náufragos que cambiaron sus sueños de niño por familia e hijos, de vacaciones con sabor a tierra seca, a desierto, de amores de mierda que envejecen sin sexo, sin alma y sin vida (Arturo Fuente) ©

Lucha de Gigantes

Las personas que tuvimos el privilegio de vivir la era no tecnológica de los noventa, crecimos en pandillas que hacían de la lealtad un estandarte de vida. Éramos jóvenes queriendo comernos el mundo a bocados. No teníamos teléfonos móviles, tabletas,…